22.5.11

Esa sensación que recorre mi cuerpo cada vez que me miras, y se detiene el tiempo. Cada vez que tus labios rozan los mios. En ese momento me doy cuenta de que el resto de mi vida lo quiero pasar a tu lado, contigo, tu para mi, yo para ti. SIEMPRE el uno y el otro. Siempre los dos sin ninguna zorra por medio. Ni ningun incombeniente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario